El aceite de argán, un precioso elixir de la naturaleza

El aceite de argán, también conocido como aceite de argania, es uno de los aceites más raros y valiosos del mundo. Este aceite excepcional se extrae del fruto del argán (Argania spinosa) y siempre ha sido valorado por sus numerosas propiedades curativas.

Estudios científicos han confirmado los numerosos efectos positivos del aceite de argán. El primero de estos estudios se realizó en 2010 entre los amazigh, un grupo étnico que utiliza tradicionalmente el aceite de argán en su cocina y con fines cosméticos. En este artículo aprenderá todo lo que necesita saber sobre el aceite de argán.

Origen del aceite de argán

La singularidad del aceite de argán comienza con su lugar de origen, que se denomina Arganeraie. Esta zona, donde prospera el argán, se encuentra exclusivamente en el suroeste de Marruecos, en el norte de África. En 1998, la UNESCO declaró la Arganeraie reserva de la biosfera para proteger el cultivo tradicional de la etnia bereber autóctona y la producción original de aceite de argán. Los bereberes, también conocidos como amazigh, son seminómadas y su nombre árabe significa "libre". En 2014, el uso del argán y las prácticas centenarias de los amazigh asociadas a él fueron declarados patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

Extracción tradicional de aceite

La extracción tradicional del aceite de argán se sigue haciendo manualmente, como se viene practicando desde hace cientos de años. Los frutos secos caen de los árboles y son recogidos por las mujeres amazigh. Los propios árboles de argán tienen ramas densas y espinas, por lo que antiguamente era imposible recolectar los frutos de otra forma. Las demás fases del proceso de extracción del aceite también se llevan a cabo de forma tradicional, principalmente por las mujeres. Los frutos recolectados se transportan a casa o a los agadirs, los almacenes en forma de castillo de las tribus bereberes.

Durante el procesado, se retira la pulpa del fruto y se separan los granos de calidad inferior. Los granos sanos restantes se rompen con piedras, se tuestan las semillas y se muelen a mano en molinos. A la harina se le añade agua hervida para hacer una pasta. Esta pasta se remueve hasta que finalmente sale el valioso aceite de argán en pequeños riachuelos. Extraer un solo litro de aceite de argán requiere al menos dos días de trabajo y unos 30 kilos de frutos, lo que equivale a cosechar unos cuatro o cinco árboles.

Producción moderna

En vista de la creciente demanda, la producción moderna de aceite de argán se realiza actualmente en gran parte con máquinas de prensado. También se utilizan ocasionalmente máquinas agitadoras durante la recolección. Aunque la tecnología es más avanzada, la producción sigue siendo compleja y requiere muchos recursos, lo que explica el precio comparativamente alto del aceite. Las mujeres amazigh se han organizado en cooperativas, como la Union des Coopératives des femmes de l'Arganeraie, para comercializar su trabajo y asegurar su sustento. En la actualidad, unas 6.000 personas viven en los pueblos del suroeste de Marruecos gracias a la venta del aceite de argán.

Los beneficios del aceite de argán para la salud

El aceite de argán ofrece numerosas propiedades positivas y tiene una amplia gama de aplicaciones que inspiran tanto a cocineros como a expertos en salud y belleza. El aceite de argán también se utiliza como remedio, sobre todo para problemas cutáneos, digestivos, cardiovasculares y otros. Curiosamente, no se conocen efectos secundarios y varios estudios lo han confirmado. El aceite de argán es bien tolerado, incluso por personas sensibles, y una sobredosis es prácticamente imposible. Debido a su precio comparativamente elevado, suele utilizarse con moderación y debe conservarse en un lugar fresco para garantizar su vida útil de hasta 18 meses.

Ingredientes y efectos

El aceite de argán se caracteriza por un sabor delicado, a nuez, ahumado y almizclado. Puede utilizarse en la cocina y como producto para el cuidado de la piel, el cabello y las manos. La composición del aceite de argán puede variar, ya que se trata de un producto natural.

El aceite de argán contiene:

  • Alrededor de un 20% de ácidos grasos saturados, que favorecen la digestión y el metabolismo celular.
  • Alrededor de un 80% de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, que son vitales para el ser humano, ya que el organismo no los produce por sí mismo.
  • Tocoferoles, sustancias activas de la vitamina E, que tienen un efecto antioxidante y protegen contra los radicales libres.
  • Fitoesteroles, esteroles vegetales que reducen la formación de colesterol.
  • Ácido oleico y linoleico, nutrientes esenciales con propiedades antiinflamatorias.
  • Provitamina A (betacaroteno), precursor de la vitamina A, que actúa como antioxidante.
  • Alcoholes triterpénicos, que tienen un efecto antimicrobiano.
  • Ácido ferúlico, que absorbe la luz UV y tiene un efecto antioxidante.

Información nutricional sobre el aceite de argán

El valor nutritivo del aceite de argán varía, pero se estima en unas 800 a 900 kilocalorías por 100 mililitros, lo que es bastante alto en comparación con otros aceites. Sin embargo, el aceite de argán se utiliza poco en la elaboración de alimentos.

Campos de aplicación del aceite de argán

El aceite de argán tiene una amplísima gama de aplicaciones. Tiene efectos positivos sobre la piel, el cabello y las uñas, y se utiliza tanto para cuidados de belleza como con fines medicinales. He aquí algunas de sus aplicaciones:

Efecto positivo sobre la piel:

  • Protege la piel de la sequedad
  • Ayuda contra la celulitis
  • Tratamiento de los cambios hormonales de la piel
  • Efecto tensor de la piel y antienvejecimiento
  • Mejora de la tez
  • Alivio de la sequedad y las estrías

Eficacia para el cabello:

  • Protección contra la rotura del cabello
  • Mejora la elasticidad y resistencia del cabello
  • Aceleración del crecimiento del cabello
  • Prevención de la caída del cabello
  • Calma el cuero cabelludo y previene la caspa

Aceite de argán para manos, pies y uñas:

  • Cuidado de manos y pies estresados
  • Ayuda para el cuidado de las uñas y la prevención de los hongos ungueales

El aceite de argán como producto de cuidado dental:

  • Ayuda a la regeneración de las encías
  • Calma las encías sensibles

Otras aplicaciones: El aceite de argán en la cocina

  • Refinamiento de alimentos y cocina
  • Ayuda a la digestión y al metabolismo
  • Reducir el nivel de colesterol

El aceite de argán como remedio para diversas aplicaciones:

  • Prevención del cáncer y apoyo a su curación
  • Efecto positivo sobre la tensión arterial y la glucemia
  • Ayuda en enfermedades de la piel, cardiovasculares y gastrointestinales
  • Alivio del dolor articular y las alergias

En qué debe fijarse al comprar

El aceite de argán se describe a menudo como un verdadero remedio milagroso y se alaba como el "oro de Marruecos". Incluso se recomienda para los animales domésticos y se utiliza para adelgazar. Al comprar aceite de argán, ya sea para el cuidado de la piel y el cabello o para aplicaciones culinarias, es importante buscar comerciantes reputados que garanticen sus efectos positivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *